10 de Diciembre de 2018 - 08:23

Usted se encuentra en: Sitio de Enfermedad Vascular Periférica para Pacientes / HOME / Tratamiento

¿Qué debo hacer para ayudar a mi tratamiento?

El tratamiento de la enfermedad vascular periférica consiste en implementar cambios del estilo de vida, administrar medicación y en algunos casos realizar procedimientos médicos.


Cambios en el estilo de vida

  • Los cambios en el estilo de vida, que se han desarrollado en el apartado “prevención” son parte del tratamiento de la enfermedad vascular periférica que debe acompañar siempre a la medicación.

Medicación

  • Para el tratamiento de la enfermedad vascular periférica es necesario medicación para controlar los factores de riesgo como hipertensión arterial, aumento del colesterol o diabetes, lo que ayuda a evitar la progresión de la enfermedad.
  • Además es necesario administrar drogas como la aspirina que previenen la formación de coágulos, para prevenir obstrucciones agudas de las arterias de las piernas.
  • Ante la presencia de síntomas, además de realizar ejercicio regular, se puede indicar medicación para aliviar los síntomas como el Cilostazol o la pentoxifilina.
    El cilostazol tiene acción vasodilatadora en las arterias de las piernas, mejorando la llegada de sangre a los músculos.
    La pentoxilifina mejora la fluidez de la sangre y posee efectos antitrombóticos (evita la formación de coágulos).
  • El tratamiento con medicación para controlar los factores de riesgo y para mejorar lo síntomas, no reemplaza los cambios del estilo de vida ni el ejercicio regular.

    La medicación es más efectiva si se acompaña de cambios del estilo de vida y ejercicio regular.
  • Procedimientos médicos

    En una minoría de casos, el tratamiento basado en cambios del estilo de vida y medicación pueden no ser suficientes para controlar los síntomas, cuando estos limitan mucho la calidad de vida.
    Existen dos tipos de procedimientos que pueden utilizarse para desobstruir las arterias de las piernas


    • Angioplastia Periférica:

      Mediante este procedimiento se dilatan las arterias obstruidas. Durante la angioplastía se introduce a través de una arteria de la ingle un tubo delgado que tiene en su extremo un globo, el que se lleva hasta el sitio de obstrucción de la arteria. Una vez allí, el globo se infla, la placa es empujada contra la pared de la arteria y el interior de la arteria queda dilatado, restableciendo el flujo de sangre. Luego de dilatar la arteria se coloca un tubo pequeño llamado stent para que la arteria permanezca abierta.

    • Cirugía de by pass coronario

      En la derivación o by pass se usan venas para crear un puente que va desde una zona sana de la arteria a otra, evitando la obstrucción de la misma. El puente o by pass restablece el flujo de sangre a la zona del músculo irrigado por la arteria obstruída. En esta cirugía se usan venas para crear un puente que une dos zonas sanas de la arteria coronaria, salteando la obstrucción. Tanto la angioplastia como la cirugía de by pass, producen alivio de los síntomas pero no evitan que la enfermedad progrese. La mejor forma de controlar esta enfermedad es realizar cambios en el estilo de vida, caminar regularmente, dejar de fumar y tomar la medicación para controlar sus factores de riesgo.

CARDIO ELEA

Laboratorio Elea asume que Internet es un medio de comunicación global; sin embargo, la industria farmacéutica está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. Toda la información referente a nuestros Productos contenida en este sitio web, esta exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de los profesionales de la salud, de obtener mayor información para el uso adecuado de los medicamentos. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico calificado.

Laboratorio Elea le recuerda la importancia de consultar con su Médico y/o Farmacéutico ante cualquier duda.