10 de Diciembre de 2018 - 08:25

Usted se encuentra en: Sitio de Enfermedad Vascular Periférica para Pacientes / HOME / Consideraciones Generales

¿Qué es la Enfermedad Vascular Periférica?

Se conoce como enfermedad vascular periférica o enfermedad arterial periférica, a la obstrucción del flujo sanguíneo por placas de colesterol de las arterias de las piernas.

¿Qué es la Enfermedad Vascular Periférica?

Los músculos de las piernas necesitan un flujo de sangre adecuado para que podamos movernos sin dificultad.

Las arterias de las piernas pueden obstruirse por depósito de colesterol en sus paredes internas (aterosclerosis).

Cuando las arterias de las piernas se obstruyen por placas de colesterol, no llega suficiente cantidad de sangre a los músculos, lo que produce molestias o dolor al caminar en una o ambas piernas.

Las personas que padecen de esta enfermedad, deben detener su marcha hasta que desaparece el dolor o la molestia. A esto se lo denomina Claudicación Intermitente, ya que una vez que los síntomas ceden (habitualmente en pocos minutos) la persona puede retomar la marcha, hasta que otra vez reaparecen las molestias.

Aspectos esenciales para entender la Enfermedad vascular / arterial periférica

El estrechamiento de la luz arterial causado por placas de colesterol es lo que se conoce como Aterosclerosis.
Cuando la aterosclerosis afecta las arterias de las piernas, se lo denomina enfermedad vascular o arterial periférica.

El término enfermedad vascular periférica también es utilizado para referirse a la obstrucción por aterosclerosis de otras arterias no solo las de las piernas, excluyendo las arterias que llevan sangre al corazón o al cerebro.

La aterosclerosis comienza cuando diferentes factores, llamado factores de riesgo, como dislipemia, hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo y obesidad, irritan o inflaman las células de las arterias que están en contacto con la sangre.

Normalmente las células de las paredes arteriales secretan diferentes sustancias, que producen dilatación arterial y evitan que se formen coágulos en las paredes arteriales.

Cuando las células están inflamadas, se liberan otras sustancias que producen efectos contrarios, constricción arterial y aumento de la coagulación.

Además este proceso inflamatorio permite que las partículas de colesterol LDL se introduzcan dentro de la pared arterial.
En la pared arterial las partículas de LDL son encapsuladas o rodeadas de una sustancia fibrosa, formando lo que se la llama placa.

Con el tiempo se van depositando más partículas de colesterol LDL y las placas crecen hacia la luz de las arterias, lo que produce su obstrucción y empeora aun más el funcionamiento de las células de las paredes arteriales, restringiendo aún más el flujo sanguíneo. Otra consecuencia es la tendencia a formarse coágulos en las paredes arteriales.

 

 



Cuando caminamos o realizamos otra actividad, los músculos de las piernas necesitan suficiente cantidad de sangre para que podamos hacer estas actividades sin dificultad. Esto se logra mediante la dilatación de las arterias.

Cuando las arterias de las piernas están enfermas por aterosclerosis, los músculos no reciben suficiente cantidad de sangre para que podamos realizar nuestras actividades, debido a las obstrucciones ocasionadas por las placas de colesterol y por la vasoconstricción que se produce en las arterias enfermas.

Esto ocasiona la aparición de síntomas, como dolor en las piernas al caminar, lo que se denomina claudicación intermitente. A medida que las obstrucciones progresan, los síntomas también progresan, el dolor aparece a menor distancia caminada, o bien se presenta sin que realicemos alguna actividad.

Debido a que la aterosclerosis afecta todas las arterias de nuestro organismo, las personas que padecen de enfermedad vascular periférica tienen mayor probabilidad de padecer aterosclerosis en las arterias del corazón (enfermedad coronaria) o bien en las arterias que llevan sangre al cerebro (enfermedad cerebro vascular) y por lo tanto también tienen mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio y/o accidente cerebro vascular.

 


CARDIO ELEA

Laboratorio Elea asume que Internet es un medio de comunicación global; sin embargo, la industria farmacéutica está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. Toda la información referente a nuestros Productos contenida en este sitio web, esta exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de los profesionales de la salud, de obtener mayor información para el uso adecuado de los medicamentos. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico calificado.

Laboratorio Elea le recuerda la importancia de consultar con su Médico y/o Farmacéutico ante cualquier duda.