10 de Diciembre de 2018 - 08:23

Usted se encuentra en: Sitio de diabetes para pacientes / HOME / complicaciones

COMPLICACIONES

La diabetes hace que su nivel de azúcar en la sangre sea más alto de lo normal. Con el tiempo, los niveles de azúcar altos pueden dañar los vasos sanguíneos y los nervios. Este daño puede ocasionar problemas en muchas áreas de su cuerpo. Aquí explicaremos las complicaciones que son comunes en la diabetes y cómo prevenirlas.

Enfermedades del corazón y Accidente cerebrovascular

La diabetes incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Los niveles aumentados de glucosa en sangre de forma prolongada provocan aterosclerosis, lo que obstruye el flujo sanguíneo en las arterias el organismo. La hipertensión arterial, tabaquismo, obesidad e inactividad física, también son factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, los que muy frecuentemente están presentes en los pacientes con diabetes tipo 2.

Debido a todos estos factores los pacientes diabéticos tienen mayor riesgo de padecer aterosclerosis y sus complicaciones, como enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular.

Otra complicación es la obstrucción de las arterias de las piernas, conocida como Enfermedad vascular periférica.

Enfermedades Renales. Nefropatías

La diabetes daña la función de los riñones, lo que se denomina nefropatía diabética.

La detección de ciertas sustancias en orina, como las proteínas, permite la detección precoz de la falla renal. Esto es muy importante ya que se puede indicar medicación para revertir o enlentecer el daño renal.

El riñón también regula la presión arterial, cuando comienza a fallar produce hipertensión arterial, lo que hace que tan frecuentemente los pacientes diabéticos sufran también de hipertensión arterial.

Los pacientes diabéticos deben tener sus cifras de tensión arterial muy bien controladas (< 130/80 mmHg) ya que la hipertensión arterial agrava aún más el daño renal.

Si la nefropatía no es tratada, con el tiempo el riñón pierde progresivamente su función, necesitando en algunos casos tratamiento con diálisis.

Enfermedad de los ojos. Retinopatía

La retinopatía afecta los vasos sanguíneos que proveen de sangre a la retina (la parte del ojo sensible a la luz), lo que produce visión borrosa y hemorragias, pudiendo causar perdida de la visión.

Los controles oftalmológicos periódicos permiten detectar de forma precoz la retinopatía, que tratada apropiadamente previene en un 90 % la posibilidad de padecer ceguera.

Neuropatía Diabética

Una de las complicaciones más comunes de la diabetes es la neuropatía diabética.

Neuropatía significa daño de los nervios que llegan a los músculos, piel, vasos sanguíneos u otros órganos.

Existen tres tipos de neuropatía:

  • Sensorial: Es la forma más frecuente, en la que está disminuida la capacidad de sentir dolor o cambios de temperatura, principalmente en los pies y piernas. Los síntomas de la neuropatía sensorial incluyen: dolor, hormigueo y/o sensación de adormecimiento en las manos, pies y piernas.
  • Motora: Esta forma afecta los nervios de los músculos, lo que causa debilidad muscular.
  • Autonómica: La afectación de los nervios que controlan los movimientos del estomago, intestino y vejiga, produce síntomas como constipación o diarrea intermitente, dificultad para orinar y con el tiempo incontinencia urinaria. Otra consecuencia es la disfunción eréctil. El daño a los nervios que envuelven los vasos sanguíneos puede ocasionar hipotensión postural (caída de la presión arterial al ponerse de pie).

Pie Diabético

La falta de sensibilidad al dolor hace que no se perciban lesiones en los pies causadas por golpes o uso de zapatos no cómodos y la disminución de apropiado flujo de sangre produce que la piel sea más propensa a dañarse. Estas alteraciones en conjunto dan origen a la aparición de ulceras en pies, las que pueden infectarse si no son tratadas.

También los dedos de los pies, por falta de sangre, pueden dañarse seriamente, necesitando en algunos casos la amputación de alguna parte, para prevenir infecciones graves.

Al conjunto de estas lesiones en los pies se las conoce como Pie Diabético.

 

Muchas personas no presentan síntomas o estos pasan desapercibidos, por este motivo en la mayoría de los casos se desconoce la existencia de diabetes.

Se debe prestar atención a los siguientes síntomas, que no son exclusivos de diabetes y, consultar al médico para descartar la presencia de diabetes.

  • Aumento de sed.
  • Aumento del apetito.
  • Fatiga.
  • Aumento de la necesidad de orinar, en especial de noche.
  • Pérdida de peso.
  • Visión borrosa.
  • Heridas que no sanan.
  • Infecciones genitales a repetición.

Sintomatología




CARDIO ELEA

Laboratorio Elea asume que Internet es un medio de comunicación global; sin embargo, la industria farmacéutica está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. Toda la información referente a nuestros Productos contenida en este sitio web, esta exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de los profesionales de la salud, de obtener mayor información para el uso adecuado de los medicamentos. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico calificado.

Laboratorio Elea le recuerda la importancia de consultar con su Médico y/o Farmacéutico ante cualquier duda.