10 de Diciembre de 2018 - 08:24

Usted se encuentra en: Sitio de enfermedad coronaria para pacientes / HOME / causas de la enfermedad coronaria

CAUSAS

La enfermedad coronaria es consecuencia de la presencia de alguna de las siguientes enfermedades o características que promueven el desarrollo de aterosclerosis, conocidas como factores de riesgo.

Dislipemia

  • Una dieta con alto contenido en grasas, aporta más colesterol del que el organismo necesita, ocasionando aumento de los lípidos (grasas) en la sangre, lo que se conoce como dislipemia.

    El colesterol está compuesto por dos tipos:

    • El colesterol LDL o colesterol malo. Esta es la clase de colesterol que bloquea las arterias.
    • El colesterol HDL. Este colesterol remueve el colesterol malo evitando que se deposite en las arterias, por eso se los conoce como colesterol bueno.

    A mayor elevación de los niveles de colesterol malo (LDL) mayor es la probabilidad de desarrollar enfermedad coronaria.

Hipertensión Arterial

  • La hipertensión arterial daña las paredes de las arterias coronarias, promoviendo el depósito de colesterol en su interior.
    Las personas con hipertensión arterial tienen mayor riesgo de sufrir enfermedad coronaria y este riesgo aumenta con el incremento de las cifras de tensión arterial.

Diabetes tipo 2

  • La diabetes tipo 2 es uno de los factores de riesgo más importantes para el aterosclerosis. Debido a que el exceso de glucosa en sangre fomenta el depósito de colesterol LDL y la formación de coágulos en el interior de las arterias coronarias, favorece la aparición de ataques cardíacos.

Obesidad y sobrepeso

  • Las personas con sobrepeso u obesas tienen aumentado su contenido de colesterol malo en sangre. Además la obesidad promueve el desarrollo de diabetes e hipertensión arterial.

La probabilidad de desarrollar enfermedad coronaria está relacionada con el número de factores de riesgo que posea una persona y del grado de severidad de cada uno de ellos.

Otros factores que promueven el
desarrollo de enfermedad coronaria son los siguientes:

Tabaquismo
Fumar reduce la cantidad de HDL, el tipo saludable de colesterol. El tabaquismo daña las paredes de las arterias, fomentando el depósito de colesterol y aumentando la posibilidad de formación de coágulos en el interior de las arterias coronarias, lo que incrementa el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Sedentarismo
Falta de ejercicio aumenta los niveles de LDL y reduce los valores de HDL. También fomenta el desarrollo de hipertensión arterial, aumento de peso y diabetes.

Edad y sexo
Con la edad las arterias naturalmente se van obstruyendo, aumentando el riesgo de padecer aterosclerosis. Los hombres tienen más propensión a desarrollar enfermedad coronaria a edades más tempranas que las mujeres, hasta que estas alcanzan el periodo de menopausia, momento en el cual el riesgo se iguala para ambos sexos.

Antecedentes familiares de enfermedad coronaria precoz
El riesgo de padecer enfermedad coronaria aumenta si a un familiar cercano, padre o hermano se le diagnosticó enfermedad coronaria antes de los 55 años, o madre o hermana antes de los 65 años.


CARDIO ELEA

Laboratorio Elea asume que Internet es un medio de comunicación global; sin embargo, la industria farmacéutica está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. Toda la información referente a nuestros Productos contenida en este sitio web, esta exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de los profesionales de la salud, de obtener mayor información para el uso adecuado de los medicamentos. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico calificado.

Laboratorio Elea le recuerda la importancia de consultar con su Médico y/o Farmacéutico ante cualquier duda.